Greenpeace ha publicado un artículo afirmando que apostando por un cambio hacia la agricultura ecológica podemos garantizar la soberanía alimentaria y crear una alternativa a la realidad de desigualdad y pobreza que crea el sistema alimentario actual.

Este sistema está basado en una agricultura industrial, y es el causante del hambre que padecen en América Latina más de  34 millones de personas ya que beneficia  a las grandes corporaciones en detrimento del pequeño productor, y además  produce alimentos pobres en contenido nutricional y explota los recursos naturales haciendo un uso descontrolado de agrotóxicos.

Puedes leer el artículo completo en la página de Greenpeace pinchando aquí.